El modelo 303 es la autoliquidación periódica del Impuesto sobre el valor añadido. Están obligados a presentarlo los sujetos pasivos que realicen actividades económicas sujetas a IVA.

A continuación, te mostramos qué comprobaciones previas debemos realizar, así como su generación y posterior presentación.