Cuando damos de alta un empleado en una empresa debemos también dar de alta su situación familiar, para poder informar todos los datos que el empleado nos ha transmitido en su certificado de situación familiar. De esta forma podremos proceder a realizar un correcto cálculo de IRPF.

Para ello accederemos a Empleado/Mantenimiento del empleado, al apartado de Situación familiar y, daremos de alta un nuevo registro para el año en curso:

En la pestaña Personales, informamos los datos referentes al empleado, como el Tipo de contrato, si tiene hipoteca, si es minusválido, etc…

En el caso de los autónomos, informaremos en el campo Mutualidades, el importe anual que paga de la seguridad social, para que se lo deduzca en el cálculo de IRPF.

En el campo pensión compensatoria o anualidades por alimentos, informaremos también si fuera el caso, el importe anual pagado por este concepto.

A continuación, desde la pestaña Familiares informaremos los hijos y los ascendientes del empleado indicando su año de nacimiento y minusvalía (si la hubiera), así como el cómputo o la convivencia de cada uno, para poder practicar correctamente la deducción por hijos o ascendientes.

Una vez informados todos los datos necesarios, ya podemos proceder a calcular el porcentaje de IRPF del empleado.

Solamente daremos de alta manualmente la situación familiar del empleado, cuando el empleado sea alta en la empresa por primera vez. Cuando empieza el año natural y el trabajador ya está en la empresa en el año anterior, deberemos acceder a Utilidades/Configuración/Generador de ejercicios, y de forma masiva traspasar la situación familiar de los empleados de un año al otro. En este caso solamente quedará actualizar la información para el año en curso una vez traspasada la situación familiar.