Las revisiones se realizan cuando se quiere efectuar alguna modificación en el contrato. A través de las revisiones podremos modificar el contrato, sin necesidad de modificar el contrato original, sino que lo que se modifica es la copia o revisión.

La revisión es la copia de un contrato en la cual, el ejercicio, la serie, el número y el resto de valores del nuevo contrato son idénticos al original; lo único que cambia es el valor del campo número de revisión (este valor se asigna automáticamente, después de realizar el proceso de revisión, en función de un contador autonumérico).

 

 

 

De esta forma se guarda el original que se emitió y aceptó el cliente en su momento y el revisado modificado. Así siempre se mantiene un histórico de contrato, ya que se mantienen todos los documentos.

La revisión de un contrato se puede realizar de dos formas distintas:

  • Sobre el propio contrato desde la opción de menú Procesos/Revisión de Contratos.

 

Este proceso generará el nuevo documento revisado después de pasar por la pantalla de asistente en la que se podrá definir si se desea mantener el estado “original” sobre el nuevo contrato. En caso de no marcar la opción, la revisión se genera en status Ofertado.

 

  • De forma masiva desde el menú de la derecha de Contratos de Clientes\Procesos\Revisión de Contratos.

En este proceso de revisión aparecen varias  pantallas en el asistente. En la primera, definiremos si deseamos mantener el estado actual de los contratos o dejarlos Ofertados. A continuación, estableceremos los límites de selección para poder definir entre que contratos nos interesa generar las revisiones. Y por último, una lista con los contratos activos para poder “puntear” a cuales se les genera revisión.

Una vez generado el nuevo contrato, realizaremos las modificaciones pertinentes y si queremos consultar el contrato original, sobre el revisado marcaremos la opción Procesos\Consulta\Histórico de Contratos.